LOGOTIPO CILC
ESTUDIOS EN EL EXTRANJERO
INFORMES 5584-6888, 5564-4863 y al 5264-1526

BLOG

Quiero vivir en Canadá, ¿cómo lo hago?

Canadá es un país extenso, joven, lleno de oportunidades tanto de negocio temporal como para residencia de toda una vida. Sus características hacen de él un país multicultural, amable con los extraños y tolerante; ideal para pensar en él como destino de migración y colaborar con tu esfuerzo y tu trabajo en la gran comunicada canadiense.
Vamos a darte una serie de recomendaciones que pueden serte útiles si piensas en viajar y establecerte de algún modo en Canadá:

1.- Elige qué tipo de Canadá quieres.
Canadá son muchos Canadá en uno. Cada zona tiene sus particularidades propias.
• De entrada piensa que aunque es bilingüe hay una zona mayoritariamente francófona y otra mayoritariamente anglófona; ¿con cuál de las dos te sentirás más cómodo y desenvuelto?.
• Canadá tiene grandes ciudades pero también grandes extensiones rurales ¿prefieres ser urbanita o disfrutar del encanto de un pequeño pueblo?
• Y si hablamos de empleo la industria de la minería y el petróleo se encuentra al oeste, el sector servicios y manufactura automovilística en Ontario, en Quebec predomina la manufactura y es en Toronto donde se concentran las empresas de marketing, financieros y bancario.

2.- Introspección personal: cuál es tu perfil.
Define qué te gusta, cuáles son tus cualidades, averigua para qué eres bueno y para qué no tan bueno, en qué tipo de trabajo te encontrarías cómodo trabajando y en cual no. Pero también a qué podrías adaptarte y encajar. Canadá es una nación con escasa densidad de población y requiere trabajadores en muchos sectores y calificaciones diferentes. Seguro que teniendo claros tus cualidades y tu perfil puedes encontrar una oferta que empate con alguna necesidad en Canadá.

3.- Busca empleos según tus habilidades.
La puestos en las ofertas laborales suele ser abierta e imprecisa, casi nunca, nunca va a ser exacta, como te decíamos en el punto anterior, las empresas e instituciones en Canadá se centran en buscar personas que encaje su perfil de acuerdo a las habilidades. Sé flexible, aprende a leer entre líneas, muéstrate dispuesto a adaptarte y aprender y haz que se vea tu mejor cara.

4.- Obtén buena formación.
Diplomados, cursos de especialización y posgrados abre muchas puertas. Un enorme porcentaje de la población canadiense cuenta con una o varias titulaciones universitarias y si pretendes aspirar a puestos con cierta cualificación profesional vas a encontrarte con una sólida competencia.

5.- Elige: Quebec o resto de Canadá.
Por último, cuando tengas bien definido lo anterior, para viajar a Canadá hay dos vías principales: el proceso federal canadiense, a través de Express Entry, y el proceso particular del Gobierno de la provincia de Quebec, que marca una política migratoria independiente y distinta que la del resto del país. Es importante conocer las particularidades de cada opción y encontrar cual se adapta mejor a tus circunstancias.

Cosas que no se hacen en Canadá

No, nada de dar dos besos de saludo.
Ni uno, ni tres. Allí si besas a alguien que sea porque quieres «algo más» porque si no te vas a ver en una situación embarazosa (o te dan una bofetada, o te siguen besando con
«intenciones»). En Canadá saluda dando la mano, a hombres y a mujeres. Si hay algo de confianza una ligera palmada en la espalda. Y si hubiera valor, un beso en la mejilla insinuado en
el aire y sin ruido.

No, nada de ser hostil
Allí la gente sonríe, siempre. Y son amables y dispuestos con el conocido y el desconocido, siempre. Olvídate de la fea costumbre de no decir «por favor», «gracias», «buenos días». Nada
de ir mirando al suelo con el entrecejo horizontal. Y eso incluye que trates así de amable a quien te atiende en el bar, quien te cobra en el supermercado y quien te encuentres en el
ascensor.

No, la propina no es opcional.
Cuando recibes un servicio personalizado, vas a un restaurante o tomas una cerveza, la propina es entre un 7% y un 15% del precio de lo consumido. No quieras que la eterna sonrisa
canadiense se convierta en hostil. Así que tenlo previsto en tu presupuesto.

No, nada de «te lo digo muy clarito».
En otros países y los latinos lo valoramos mucho, se acostumbra a insultar bien clarito a la cara. Al feo, feo. A la insoportable, insoportable. A quien te molesta… etc.
En Canadá olvídate de eso. Mide las palabras con las que te diriges a los demás, y acostúmbrate a irte por las ramas y ser diplomático. Si a tu chica canadiense empiezan a sobrarle unos
kilitos de más, dile que «ahora hacen unas tallas taaan pequeñas en ropa» y sonríele angelicalmente o podrás tener una canadiense enojada.

No, nada de sobremesa.
Uno de los principales placeres de comer con alguien es ese ratito de charla después del postre, revolviendo con la cucharilla las tazas del café o haciendo cachitos la servilleta de papel mientras criticas a la vecina, a la amiga común o al jefe entre los más venenosos comentarios. Como latino ooooolvídate hijito de eso. En Canadá acabas de comer y ya estás pidiendo la cuenta. Y si no lo haces tú un (amable y sonriente) camarero te preguntará si puedes abandonar la mesa ya.
Así que si vas a Canadá, apúntate estas pequeñas cosas que NO debes hacer.

Quiero vivir en Canadá, ¿cómo lo hago?
Canadá es un país extenso, joven, lleno de oportunidades tanto de negocio temporal como para residencia de toda una vida. Sus características hacen de él un país multicultural, amable
con los extraños y tolerante; ideal para pensar en él como destino de migración y colaborar con tu esfuerzo y tu trabajo en la gran comunicada canadiense.

Vamos a darte una serie de recomendaciones que pueden serte útiles si piensas en viajar y establecerte de algún modo en Canadá:

1.- Elige qué tipo de Canadá quieres.
Canadá son muchos Canadá en uno. Cada zona tiene sus particularidades propias.
• De entrada piensa que aunque es bilingüe hay una zona mayoritariamente francófona y otra mayoritariamente anglófona; ¿con cuál de las dos te sentirás más cómodo y desenvuelto?.
• Canadá tiene grandes ciudades pero también grandes extensiones rurales ¿prefieres ser urbanita o disfrutar del encanto de un pequeño pueblo?
• Y si hablamos de empleo la industria de la minería y el petróleo se encuentra al oeste, el sector servicios y manufactura automovilística en Ontario, en Quebec predomina la manufactura y es en Toronto donde se concentran las empresas de marketing, financieros y bancario.

2.- Introspección personal: cuál es tu perfil.
Define qué te gusta, cuáles son tus cualidades, averigua para qué eres bueno y para qué no tan bueno, en qué tipo de trabajo te encontrarías cómodo trabajando y en cual no. Pero también
a qué podrías adaptarte y encajar. Canadá es una nación con escasa densidad de población y requiere trabajadores en muchos sectores y calificaciones diferentes. Seguro que teniendo
claros tus cualidades y tu perfil puedes encontrar una oferta que empate con alguna necesidad en Canadá.

3.- Busca empleos según tus habilidades.
La puestos en las ofertas laborales suele ser abierta e imprecisa, casi nunca, nunca va a ser exacta, como te decíamos en el punto anterior, las empresas e instituciones en Canadá se
centran en buscar personas que encaje su perfil de acuerdo a las habilidades. Sé flexible, aprende a leer entre líneas, muéstrate dispuesto a adaptarte y aprender y haz que se vea tu
mejor cara.

4.- Obtén buena formación.
Diplomados, cursos de especialización y posgrados abre muchas puertas. Un enorme porcentaje de la población canadiense cuenta con una o varias titulaciones universitarias y si pretendes
aspirar a puestos con cierta cualificación profesional vas a encontrarte con una sólida competencia.

5.- Elige: Quebec o resto de Canadá.
Por último, cuando tengas bien definido lo anterior, para viajar a Canadá hay dos vías principales: el proceso federal canadiense, a través de Express Entry, y el proceso particular del
Gobierno de la provincia de Quebec, que marca una política migratoria independiente y distinta que la del resto del país. Es importante conocer las particularidades de cada opción y
encontrar cual se adapta mejor a tus circunstancias.
10 FAMOSOS QUE HAN ESTUDIADO Ó HAN IMPARTIDO CLASES EN EL EXTRANJERO

Los famosos son como nosotros, solo que ellos tienen mejor pelo y unas fotos más bonitas en Instagram. También les encanta subirse a un avión y recorrer el mundo y, de hecho, muchos de ellos estudiaron o enseñaron en el extranjero antes de hacerse famosos. Aquí tienes unas cuantas celebridades de las que igual no conocías su faceta de trotamundos.






1. BRADLEY COOPER


wikipedia

No es un secreto que este objeto de deseo universal se encuentra a gusto con el idioma francés. De niño decidió, según se cuenta, que quería aprender francés y pasó seis meses como estudiante de intercambio en Aix-en-Provence, en el sur de Francia, y ahora domina el idioma. Durante la gira promocional que hizo para ¿Qué pasó ayer? hizo una de las entrevistas completamente en francés. ¡Para derretirse!


2. EMMA WATSON

Twitter

Emma Watson, que comparte la pasión por la educación con su personaje Hermione de la saga Harry Potter, se pasó 18 meses estudiando literatura inglesa en la Universidad Brown de Rhode Island y después cursó un grado universitario en la Universidad de Oxford en Inglaterra.


3. BARACK OBAMA

Twitter

El anterior presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, pasó tres años de su niñez en Yakarta, Indonesia, con su madre y su padrastro. Allí aprendió indonesio y estudió historia, matemáticas y otras asignaturas en casa, con su madre. Volvió a Hawái —su lugar de nacimiento— para asistir a la escuela, y más adelante se mudó a Nueva York para ir a la universidad. Barack, que acabó convirtiéndose en el «Líder del mundo libre», es la perfecta prueba de lo importantes que son los viajes y la educación para tener éxito en la vida.


4. J. K. ROWLING

Twitter

J. K. Rowling, también conocida como el cerebro creador del universo de Harry Potter, estudió en Francia como parte de su carrera de la Universidad de Exeter. Después se mudó a Portugal a principios de los 90 y se pasó allí tres años enseñando inglés. Harry Potter y la Piedra Filosofal empezaron a tomar forma durante esa época, así que todos deberíamos estar enormemente agradecidos a las amables personas de Portugal.


5. BENEDICT CUMBERBATCH

Wikipedia

El mismo Sherlock Holmes —bueno, nuestro querido Benedict, para ser más precisos— se fue a vivir a la India para enseñar inglés a los monjes budistas de un monasterio tibetano de Darjeeling. Daba clases a doce y le encantó poder aprender más sobre el budismo y las ancestrales culturas indias. Aunque es reconocido en todo el mundo como estrella del cine, sigue siendo una persona tranquila y serena, ¡puede que gracias al año que pasó con los monjes y a las técnicas de meditación que todavía practica para mantenerse centrado!


6. JOHN KRASINSKI

Twitter

John Krasinski, el amor televisivo favorito de la versión estadounidense de The Office, en realidad quería ser profesor de inglés antes de descubrir su pasión por la actuación. Pasó seis meses enseñando inglés en Costa Rica, siendo todavía estudiante, y a su vuelta, decidió cambiar de rumbo y estudiar drama en la Universidad Brown.


7. MATTHEW MCCONAUGHEY

Twitter

Alright, alright, alright. El hombre que nos dio Dallas Buyers Club, Interstellar, Cómo perder a un hombre en 10 días y una de las frases pegadizas más repetidas del siglo XXI, fue un trotamundos antes de convertirse en estrella del cine: Matthew McConaughey pasó un año en Nueva Gales del Sur, Australia, haciendo parte de su grado de la Universidad de Texas.


8. PRÍNCIPE WILLIAM, DUQUE DE CAMBRIDGE

Wikipedia

Incluso la realeza quiere su parte de acción estudiantil en el extranjero: el príncipe William aprovechó el año sabático que se tomó antes de la universidad para irse a una remota ciudad de Chile a enseñar inglés durante diez semanas. Si para el futuro rey de Inglaterra enseñar en el extranjero es lo suficientemente bueno, ¡sin duda también lo es para nosotros!


9. CHRIS PINE

Wikipedia

Antes de viajar años luz a través de lejanas galaxias en las nuevas películas de Star Trek, Chris Pine cruzó el Atlántico. Chris estudió en la Universidad de Leeds, en Inglaterra, durante un año, como parte de sus estudios en la UC Berkeley. Porque, ¿dónde se va a estudiar literatura inglesa mejor que en Inglaterra? ¡Obvio!


10. VERA WANG

Wikipedia

Originaria de Nueva York, Vera Wang, la diseñadora de moda nacida en Estados Unidos, pasó un tiempo estudiando historia del arte la Universidad de la Sorbona de París, donde se enamoró de la moda francesa. Pero no fue hasta más tarde, después de trabajar como editora sénior de moda para la revista Vogue, cuando se dio cuenta de que su verdadera pasión era el diseño de ropa. Vera dirige hoy en día un inmenso imperio de la moda y es conocida, sobre todo, por sus espectaculares vestidos de novia.
10 RAZONES POR LAS QUE DEBES ESTUDIAR EN EL EXTRANJERO

Estudiar en el extranjero es una de las experiencias más enriquecedoras que un estudiante pueda tener. Por eso, no temas abandonar tu país, arma tu bolso y conoce nuevos lugares.

1. Podrás aprender un idioma de forma mucho más ágil que en un salón.
Es obvio que al vivir en un país en donde se habla otra lengua te verás forzado a aplicarlo y aprender el idioma de forma fácil y casi natural.

2. Podrás hacer amigos para toda la vida y de diferentes partes del mundo.
Muchos de ellos pueden que estén en la misma situación que tú por lo que vivir esa gran experiencia cultural, juntos, los acercará muchísimo.

3. Podrás viajar de forma barata.
Si quisieras recorrer Europa o América del Sur por tu cuenta pueda que te salga muy caro. Sin embargo, si lo haces en el marco de tu formación académica podrás hacerlo de forma muy económica.

4. Podrás aprender de otras culturas y de primera mano.
La cultura de un lugar no está dada simplemente por su música, vestimenta o comida sino por la forma de pensar de su población. Y si decides estudiar por varios meses en el exterior e interactuar con los miembros de esa cultura por un tiempo, podrás entender verdaderamente sus costumbres y pensamientos.

5. Podrás tener una nueva perspectiva de tu propio país.
¿Sabes que piensan los extranjeros sobre tu gente? Es probable que al interactuar con extranjeros puedas averiguarlo e incluso ver a tu país desde otra perspectiva.

6. Podrás romper con tu rutina.
Si eres de esas personas que siempre están ocupadas entre clases, grupos de trabajos y otros proyectos es probable que sientas que todo lo que haces se derrumbará si te vas. Sin embargo, esto no es cierto. Puedes tomarte un semestre libre de obligaciones.

7. Date la posibilidad de aprender de ti mismo.
Al estar en un mundo muy diferente al tuyo podrás repensar tus valores, creencias y puntos de vista.

8. Podrás explorar en tu identidad.
Puede que visites lugares que tengan que ver con tus raíces, la de tus padres y abuelos. Esto te permitirá explorar sobre tu identidad y los hábitos de tu familia.

9. Podrás ampliar tu currículum vitae.
Aunque la cantidad de estudiantes que deciden formarse en el extranjero ha aumentado en el último tiempo, aún son muy pocos. Por esto, contar con una experiencia de esa naturaleza podrá darte un plus a la hora de enfrentarte a colegas por un mismo puesto.

10. Podrás mejorar tu grado.
Te permitirá sumar una perspectiva internacional en tu estudio, especialmente si eres lingüista o has optado por la literatura o los negocios.

© 2106 Todos los derechos reservados Aviso de Privacidad